Por qué es más fácil cuidar de una TARÁNTULA que de un PERRITO

Actualmente la terrariofilia es un hobby que está en auge y cada vez más personas en España mantienen animales en terrarios tales como lagartos, serpientes, escorpiones y por supuesto tarántulas, artrópodos de ocho patas venenosos y peludos.

¿Por qué estos animales se están poniendo de moda?

Para entender esta afición primero tenemos que enterrar el hacha de guerra contra las arañas y tratar de conocerlas:

Conociendo el comportamiento de las tarántulas sabremos cuando esta tranquila o nerviosa

 

1. No existe ninguna tarántula mortal:

  • El veneno que poseen las tarántulas es de tipo neurotóxico, lo que quiere decir que afecta al sistema nervioso de nuestro cuerpo, pero no existe ninguna especie de tarántula capaz de provocar la muerte en un humano. Sí es cierto que hay arañas mortales, pero no de tipo tarántula. En el mundo de la terrariocultura dividimos a las tarántulas según su veneno en tres tipos:
  • Veneno alto (especies asiáticas y africanas)
  • Veneno medio (especies pequeñas y algunas americanas)
  • Veneno bajo (principalmente especies americanas)

Normalmente quien quiere iniciarse en la aventura de mantener y cuidar una tarántula comenzará por una de bajo veneno, que además son las más fáciles de conseguir; este tipo de tarántula no posee un veneno que provoque una reacción mayor que la de una abeja, por lo que no supone ningún peligro para el que la mantiene.

2. Requieren poco espacio:

  • En la naturaleza la mayoría de las tarántulas terrestres viven en algún tipo de cueva natural o creada por ellas, y en alguna oquedad o un nido de telaraña las que son arborícolas. Pasan ahí prácticamente toda su vida a no ser que necesiten cambiar de “casa” por alguna razón y sólo salen para alimentarse o beber. En el caso de los machos, éstos si recorren a veces largas distancias en busca de pareja. Por lo tanto en cautividad les bastará un terrario de unos 40cm de largo a las tarántulas hembra (puede variar según el tamaño de la especie) y los machos normalmente se donarán, intercambiarán o venderán con algún otro aficionado que tenga la pareja para que puedan cumplir su función vital.
    Algunas tarántulas son muy tejedoras llegando a cubrir todo el terrario con su tela.

    3. Existe una gran variedad de tarántulas:

  • La típica tarántula que todo el mundo imagina es negra o marrón, pero muy lejos de esta idea la realidad es que hay tarántulas en casi todos los colores, algunas con colores muy llamativos y sorprendentes. Tarántulas selváticas, desérticas o que habitan en los bosques. Dejo a continuación los nombres científicos de algunas de las especies más llamativas para que podáis googlearlas:
  • Pamphobeteus platyomma
  • Avicularia versicolor
  • Chromatopelma cyaneopubescens
  • Omothymus violaceopes
  • Theraphosidae sp panamá
  • Brachypelma boehmei
  • Thrigmopoeus psychedelicus
  • Poecilotheria metallica
  • Hapalopus sp Colombia
    Aparte de las ocho patas, tienen 2 pedipalpos y 2 quelíceros (colmillos)

     

    4. Podemos encontrarlas de diferentes tamaños y formas:

  • Podríamos dividirlas en cuatro grupos, pequeñas, medianas, grandes y muy grandes. Las más pequeñas no sobrepasan el tamaño de una moneda de 2€ y las más grandes alcanzarían el tamaño de un plato llano. La ventaja de que existan tantas especies y de tamaños tan diferentes es que podemos escoger la que más nos convenga según el espacio del que dispongamos.

    5. Comen con poca frecuencia:

     

  • A una tarántula adulta le basta con alimentarse una vez por semana con una presa adecuada a su tamaño. En cautividad se les proporciona una dieta basada en grillos, cucarachas, saltamontes y gusanos, que se pueden encontrar en tiendas de mascotas o de pesca. Siempre comen presas vivas y habrá semanas en las que ni siquiera tengan hambre.

    6. Aunque se pueda pensar lo contrario, tienen un carácter pacífico:

  • Por lo general todas las tarántulas de veneno bajo poseen también un carácter tranquilo y pacífico, por lo que es muy complicado que nos muestren una actitud agresiva y mucho más que lleguen a morder. Cuando una tarántula se siente amenazada se levanta sobre sus patas traseras y enseña bien los colmillos, por lo que antes de sufrir una picadura ella te avisará de que se siente molesta.

    7. Son fáciles de cuidar y mantener:

  • Además de un terrario con el espacio adecuado y su comida semanal necesitan un bebedero y un sustrato tropical (normalmente hecho de fibra de coco y que se compra en tiendas de mascotas o jardinería) que mantendremos húmedo pero no encharcado vertiendo un chorrito de agua cada pocos días. Respecto a la temperatura se encuentran cómodas en un rango de 20ºC a 30ºC que no son difíciles de conseguir en el interior de una casa.

    8. Son duras, longevas y no transmiten enfermedades:

  • Una tarántula bien cuidada podrá llegar a vivir más de 10 años sin enfermar; además se trata de animales muy duros que aguantan condiciones que se salgan de sus parámetros adecuados (aunque es totalmente aconsejable que se mantengan siempre de forma responsable y adecuada a sus necesidades).

    9. Son animales muy higiénicos:

  • Las tarántulas apenas manchan el terrario más allá de los restos que dejan tras devorar una presa (una especie de bolita blanca) o la tierra que meten el bebedero, por lo que apenas tendremos que preocuparnos de limpiar.

      El nombre científico de esta tarántula (cyaneopubescens) se debe a su brillante color azul

    10. Es una experiencia enriquecedora:

  • Mantener y cuidar tarántulas es una experiencia fascinante que nos aporta un enriquecimiento personal y cultural al aprender sobre este tipo de animales mediante la observación, quitándonos por supuesto prejuicios y miedos preconcebidos.

En resumen podemos concretar que basta con dedicarles un ratito a la semana para humedecer el sustrato y alimentarlas, así como un ratito al mes para limpiar el terrario. En ámbito económico tendremos que comprar un terrario adecuado, un sustrato tropical (que nos valdrá para cambiar el suelo del terrario unas dos o tres veces), una tarrina de insectos más o menos una vez al mes y la especie de tarántula que más se adapte a nuestro gusto y necesidades.

Cuando se mantienen animales en cautiverio es importante, para promover un tráfico legal de animales, asesorarse y preguntar sobre la documentación que deben proporcionarte al adquirir tu mascota.

En definitiva, por los cuidados mínimos que necesitan, el pequeño espacio y lo poco que gastan podemos decir que es más fácil cuidar de una tarántula que de un perrito.

El comercio de tarántulas, como de cualquier otro animal está regulado. Antes de adquirir una mascota infórmate sobre que tipo de documentación necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *